Alertan sobre ola de extorsión telefónica

2014-10-19 Huauchinango, Pue.- Negocios y familias de Huauchinango han sido amenazadas a través de llamadas telefónicas, con la finalidad de extorsionarlos con el cobro de cuotas de presuntas células de la delincuencia organizada o pidiéndoles un rescate para la liberación de algún familiar presuntamente secuestrado.

Una nueva ola de intimidatorias llamadas se ha desatado en las últimas dos semanas en cabecera municipal, lo mismo a teléfonos fijos que a celulares. Algunas desde número telefónicos que han podido identificarse y otras en las que sólo se puede visibilizar la leyenda de “número privado”.

Este fin de semana los dependientes de un restaurante del centro de la ciudad recibieron un telefonema en el que una persona de sexo masculino que dijo ser integrante del cartel de “Los Caballeros Templarios”, le exigió que hiciera un depósito de dinero a través de una tienda Oxxo o de lo contrario iban a balear el negocio.

Por indicaciones del propietario, la empleada del restaurante cortó la llamada y explicó que la habían amenazado con “balacear el establecimiento”.

Lo mismo sucedió a la familia de un profesor al que llamaron a su domicilio pidiéndole datos a su esposa. Una vez que los obtuvieron se comunicaron al celular del docente para exigirle dinero a cambio de no lastimar a su familia. “Me dijeron el nombre hasta el nombre de la persona que nos ayuda con el trabajo doméstico y hasta quién había estado por la mañana en mi domicilio. Pero la llamada se registró como proveniente de un número privado”.

Otro caso fue el de un trabajador de los medios de comunicación a quien llamaron a su teléfono celular diciéndole que tenían secuestrada a su hija, en este caso el número desde el que le marcaron tenía clave de Querétaro o Guanjuato, pues la marcación iniciaba con el 442.

“Era una voz femenina que en medio del llanto me decía que estaba en problemas y me pedía ayuda. Me dijo que era mi hija y me dio a entender que unos hombres la tenían privada de su libertad, a bordo de una camioneta con los ojos tapados, pero al ser cuestionada sobre dónde la tenían y qué le estaban haciendo me cortó la comunicación”, refirió.

“Me llamaba papá, pero yo no tengo hijas. Así que continué con la comunicación y pude grabar parte de la llamada que duró unos 40 segundos aproximadamente”, dijo.

Explicó que hizo la grabación con la finalidad de alertar a los habitantes de la región para que tomen precauciones y no se dejen sorprender por estos sujetos que han logrado extorsionar a otras personas que de manera ingenua creen en los chantajes de supuestos familiares en problemas.

En ninguno de estos casos se ha presentado alguna denuncia formal, porque consideran que “regularmente nunca hay resultados de parte de la policía, ni de la municipal ni de la federal”.

error: eRROR !!