Toman alcaldía; exigen prohibir minería

2014-12-11 Ixtacamaxtitlán, Pue.- Opositores a la minería en Ixtacamaxtitlán tomaron la alcaldía de este municipio para demandar al edil Eleazar Hernández Arroyo que en sesión pública de cabildo se prohíba la extracción de recursos naturales y energéticos de la demarcación y se nieguen los permisos de cambio de uso de suelo para los denominados “proyectos de muerte”.

Desde las nueve de la mañana y hasta la una de la tarde de este 10 de diciembre, habitantes del municipio ubicado en la sierra norte del estado se tuvieron que plantar con pancartas a la entrada del edificio público para exigir ser atendidos por la autoridad municipal que en principio quiso hacer oídos sordos a sus reclamos, hasta que decidieron cerrar los accesos del Palacio recién remodelado por la trasnacional Almaden Minerals, a la que los inconformes acusaron de querer imponer la megaminería como modelo de desarrollo para sus pueblos.

Los lugareños detallaron que la empresa canadiense ha cometido delitos como el de despojo, daño en propiedad ajena y amenazas, debido a que se ha introducido sin permiso de los propietarios a algunos terrenos y ha realizado labores de exploración y georeferenciación, pero lo más grave es que han amenazado con usar a elementos del ejército mexicano contra los pobladores en caso de que continúe la oposición a su proyecto.

Tras cuatro horas de reclamos, el presidente municipal Eleazar Hernández Arroyo de extracción priista accedió a atenderlos, por lo que lo primero que hicieron al estar frente a él fue recordarle que el 16 de junio de 2013, durante su campaña, firmó un compromiso para revocar los permisos de cambio de uso de suelo otorgados para las actividades mineras y a negarse a expedir otros más en caso de llegar al poder. 

El edil dijo que “apoyaría al pueblo”, luego titubeó y manifestó que “era neutral”, por lo que los manifestantes le indicaron que la Almaden, a través de su filial Minera Gavilán, usando la “manipulación, el engaño y la compra de voluntades”, está tratando de obtener apoyo incondicional a su proyecto para explotar a cielo abierto un importante yacimiento de oro y plata, cuya existencia confirmó tras realizar labores de exploración por más de 10 años.

No obstante el tiempo que lleva en Ixtacamaxtitlán, denunciaron, ni la minera ni las autoridades han informado ni consultado a los pobladores sobre este proyecto y los impactos que tendrá sobre su vida “violando con ello nuestros derechos humanos reconocidos por la constitución y los convenios internacionales”.

“Nunca nos consultaron las autoridades del municipio, ni del estado,  ni del gobierno federal. Supimos lo que quieren hacer los canadienses cuando nos informaron las organizaciones. En las comunidades el primer problema que estamos viviendo es el del agua.  El dinero hace falta, pero en un rato se acaba, por eso no vamos a vender nuestras tierras, porque si las vendemos nos chingamos”, agregaron.

Sin embargo, manifestaron, la responsabilidad en la violación a los derechos humanos de los pueblos es también del gobierno municipal por acción o por omisión al proteger los intereses de la Almaden que ha usado incluso instancias de salud y educativas oficiales, para promover la minería. 

Los opositores a la minería en Ixtacamaxtitlán exigieron al edil les entregue la información sobre los permisos de construcción, de cambio de uso de suelo, estudios de impacto ambiental y los documentos que la Almaden o Minera Gavilán ha presentado para acreditar su personalidad en el municipio.

Además de que les dé a conocer el Plan Municipal de Desarrollo, el monto de las obras y donaciones hechas por las empresas mineras al ayuntamiento, así como el informe de la cantidad que han pagado por concepto de impuestos y derechos.

Las peticiones fueron hechas también mediante un escrito y con fundamento en el artículo 8 constitucional que establece el derecho de petición, el edil lo selló de recibido y se comprometió a darles respuesta la semana próxima.

El proyecto

De acuerdo con información dada a conocer en abril pasado por la Almaden Minerals, con la explotación a cielo abierto del yacimiento “Ixtaca” se podrían obtener 130 mil onzas de oro y 7 millones 798 mil onzas de plata en cada uno de los 14 años que calculó de vida útil al sitio, lo que le representarían ganancias anuales por más de 335 millones de dólares.

Para hacerse de esta cantidad de metales preciosos, la minera calculó que deberá demoler un promedio de 30 mil toneladas de roca por día, 10 millones 650 mil toneladas por año, en una porción de las 14 mil hectáreas de terreno del  proyecto “Tuligtic”, como también le denominó y por lo que lo calificó como “económicamente viable”, tras una Evaluación Económica Preliminar (PEA, por sus siglas en inglés) realizada por las empresas Moose Mountain Technical Services (MMTS) y Knight Piésold Ltd. (PK).

error: eRROR !!