Reducen al mínimo tala ilegal

2015-02-03 Honey, Pue.- A un árbol por mes se ha reducido la tala clandestina en el municipio de Honey, en la zona limítrofe de Puebla con Hidalgo, luego de que unas 2 mil hectáreas de bosque fueran taladas por un periodo de seis años, estimó el presidente municipal, Cirilo López Santos.

El alcalde aseguró que en lo que va de su gobierno, la tala clandestina casi ha desaparecido debido a que se incrementó la vigilancia en las zonas vulnerables con la instrumentación de operativos encabezados por la Policía Municipal, lo que incluye patrullajes nocturnos.

Señaló que los talamontes son gente que llegaba de “poblaciones vecinas del estado de Hidalgo, además de lugares poblanos, pero en menor escala”. Sin embargo expresó que el robo de árboles se sigue ocurriendo, pero estos van en el orden de un madero al mes.

En su primer año de gobierno, dijo, ha pedido apoyo a la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para realizar una replantación de árboles por lo que le hicieron llegar “unos 100 mil y se empezó a recuperar el bosque perdido durante varios años”.

El clima húmedo y frío que prevalece en Honey, estimó, favorece la recuperación de áreas boscosas de manera rápida por lo que los lugareños esperan que en poco tiempo se vuelva a la normalidad.

Los años en que la tala clandestina afectó más las áreas boscosas fueron de 2002 al 2008, pero hasta el 2013 aún continuaba la actividad de los taladores ilegales en el territorio de Honey.

Recordó que entre 2007 y 2008, un grupo de mujeres de la junta auxiliar de Chila y del barrio de El Rincón de Chila, junto con sus vecinas de Zacacuautla, Hidalgo, se organizaron e iniciaron la custodia permanente del monte, con lo que se logró que siendo ésta una zona de las más codiciadas por los taladores, se alejaran de la demarcación y “no regresaran”.   

El alcalde Cirilo López Santos puntualizó que el trabajo de vigilancia del bosque y de otros temas de seguridad los hace con 14 policías municipales, de los que va rotando su descanso. Mientras cuatro reposan, 10 son los que trabajan.

El edil admitió que de los 14 elementos con los que cuenta, solamente nueve han aprobado el examen de Control y Confianza, incluyendo el comandante Alberto San Agustín Clemente, quien fue contratado de manera reciente, porque tanto su ex jefe policiaco como quien fungía como director de Seguridad Pública, de quienes se reservó sus nombres, no aprobaron el filtro.

Al igual que lo han hecho otro alcaldes de la sierra noroccidental, dijo que en el momento de la detención de personas que delinquen “para poderlas poner a disposición de las autoridades ministeriales, deben de viajar a la ciudad de Huauchinango y ahora hasta Zacatlán”, porque en Honey no existen los servicios de la Procuraduría General de Justicia del estado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: eRROR !!