Notifica PC a 300 familias que viven en riesgo

 

2015-10-02 HUAUCHINANGO, PUE.-  La Unidad Municipal de Protección Civil dio a conocer que desde el año pasado 300 familias que viven en la mancha urbana en riesgo por el paso de cables alta tensión, por haberse asentado en el derecho de vía de los ductos de Pemex o por tener su casa en alguna ladera, fueron alertadas de la situación.

 

En la lista de las familias notificadas están habitantes de las colonias Nuevo Monterrey, Monterrey, Santa Catarina, Chapultepec, El Ahuacatal, Constitución, El Mirador,  La Mesita, El Mirador, La Paz y Zacamila.

 

Además de los fraccionamientos Benito Juárez, Emiliano Zapata y La Palpa, que fueron construidas por la empresa Grupo Integración que fueron gestionadas por Joaquín Barrios Aldana y el ex diputado Alberto Amador Leal, también ex secretario de Desarrollo Social del estado y actualmente empleado de la Secretaría de Gobernación federal.   

 

De acuerdo con información del director de la Unidad Municipal de Protección Civil, Jesús Juárez López y de Honorio Hernández, después de la tragedia ocurrida el pasado 25 de septiembre, cuando murieron tres menores de edad por un alud, los habitantes de la colonia Nuevo Monterrey, empezaron a preguntar más sobre el tema del peligro de habitar en un asentamiento irregular en las faldas de un cerro.

 

Indicaron que algunas personas que viven en alto riesgo pidieron vigilancia en el fraccionamiento para que ellos puedan salir por las noches a refugiarse con algún familiar, mientras que otros más recurrieron a un albergue temporal que ofreció el ayuntamiento de Huauchinango.

 

Los recorridos de los empleados de Protección Civil por las colonias que tienen algunas casas en riesgo siguen y se está trabajando en la información y orientación a los habitantes para que un plan de reacción familiar en el caso de que sea necesario.

 

Sobre las cinco familias consideradas en alto riesgo, por ser vecinos de la casa siniestrada en la colonia Nuevo Monterrey y que fueron alojadas en el Palacio del Deporte, Jesús Juárez López indicó que se está esperando el resultado de la supervisión que haga la Dirección General de Protección Civil en el estado, para saber si deben ser reubicados de manera definitiva y en ese caso si es procedente la aplicación de los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden).

 

En tanto, admitió que por el presupuesto que administra el ayuntamiento y las necesidades con las que cuenta el municipio, no se tendría la capacidad de ofrecer un lugar seguro a todas las personas que viven en zona de riesgo.

 

Honorio Hernández, en un cálculo rápido, aseguró que por la situación geográfica que tiene el municipio “un 80 por ciento de la población vive en zonas de riesgo”, ya sea por estar debajo de la red eléctrica de alta tensión, sobre el derecho de vía de los ductos de Pemex y por las lluvias que debilitan el suelo accidentado en donde se asientan algunas viviendas.

 

El trabajador en la Protección Civil de Huauchinango compartió que la gente que vive en las comunidades rurales tiene otra actitud respecto a su protección y no dudan en evacuar sus viviendas y albergarse en los refugios temporales. Como sucedió el jueves y viernes pasado en Ayohuixcuautla, que ocuparon la iglesia, las escuelas y las instalaciones de la presidencia auxiliar para albergar a quienes lo necesitaron. Lo mismo sucedió en Matlaluca, Tenohuatlán  y Alseseca.

 

Para el personal de Protección Civil, una de las ventajas que se tienen en las comunidades, es que, pese a que habitan en zonas de riesgo, el hecho de que la mayoría de las construcciones sean de madera, hace que la carga en los terrenos, no sea tan pesada.

.