Son alevosos los cortes de electricidad, consideran

2016-02-02 Huauchinango, Pue.- Usuarios de la energía eléctrica de Huauchinango y miembros del SME calificaron como “premeditados y alevosos” a los apagones que cotidianamente afectan a los habitantes de este municipio y de los de Juan Galindo y Ahuazotepec y aseguraron que es una medida de presión de la CFE para obtener un pago por un servicio que no ha prestado.

Por separado, José Hernández Sánchez, habitante de la colonia centro, quien forma parte del comité “Ciudadanos Unidos” y Miguel Márquez Ríos, miembro del Comité Central del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), indicaron que hay varios elementos que les permiten asegurar que las suspensiones de energía eléctrica que se registran desde hace dos meses en esta región “no son una falla técnica”, sino que tienen el propósito de amedrentar a la población y obligarla a pagar por un servicio que esa empresa no puede reclamar legalmente.

Por ejemplo citaron el hecho de que los apagones se producen a partir de las 18:00 horas y hasta las 20:00 horas. En principio “hasta eran puntuales. Primero cortaban la luz por una hora, luego fueron aumentando a hora y media, dos y hasta tres horas. La suspensión afecta al centro de la ciudad de Huauchinango y la zona oriental. El noroccidente, donde está la estación de bombeo con la que Petróleos Mexicanos (Pemex) surte de gasolina al DF y el bajío del país, no es afectada, porque el problema que generaría sería mayor”, dijo Hernández Sánchez.

El colmo, indicó el ciudadano, es que ya la gente sabe que los domingos no hay apagón y entre broma y veras, dicen que es porque “ese día no trabajan los de CFE”.

Aunque en lo general coincidió con Hernández Sánchez, al calificar como premeditados a los apagones, el smeíta Miguel Márquez Ríos explicó que además, la CFE no dio mantenimiento preventivo a las líneas de alta y baja tensión, modificó las condiciones de los seccionadores de abastecimiento de energía que permitían hacer reparaciones en un sitio sin afectar a grandes cantidades de personas.

O, bien, la Comisión Federal de Electricidad sustituyó los transformadores de 75 y 112 watts que tenía Luz y Fuerza por unos de 45 watts que además de ser de menor capacidad, no tienen las condiciones para dar el suministro de energía: “hay gente que se ha colgado de las líneas porque se han negado a darles un contrato, así que se ha ampliado la demanda y hay un problema de sobrecalentamiento de las líneas.

“Pero lo que está pasando es que se está buscando presionar a los usuarios cortándoles la energía a cualquier hora de la noche. Lo que buscan es que la gente pague. Lo que han ocasionado ha sido lo contrario: en lugar de que tengan un acercamiento, tienen un problema con la gente por la forma en que la están tratando”, estimó Márquez Ríos.

Le están pegando muchísimo a la zona centro y hay pérdidas económicas para los negocios de un millón 200 mil pesos diarios, aparte las afectaciones de los usuarios domésticos por la descompostura o daño total a sus aparatos, medicamentos, alimentos. “Por eso la reacción de los habitantes de Huauchinango, Ahuazotepec y Juan Galindo que ya se están organizando contra la CFE”.

De acuerdo con la CFE, en esta región de la sierra norte del estado que era atendida por Luz y Fuerza hasta octubre de 2009, hay más de 30 mil deudores, incluidos los ayuntamientos, cuentas que según la empresa de clase mundial ascienden a unos 400 millones de pesos.