Dos eventos contundentes en la fiesta más grande de Huauchinango

2016-02-22 Dos eventos, culturalmente hablando, son definitivos en el inicio de la Feria de las Flores, el concierto Feliz Huauchinango y la Coronación de la Reina “mestiza”. La primera celebrada en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y la segunda en la Explanada de la Escuela Carlos I. Betancourt, ambos dedicados al patrono de la localidad: Jesucristo en su advocación de Santo Entierro o el Santo Entierrito como cariñosamente le llaman los creyentes.

Feliz Huauchinango en su santo templo… 

Sobra decir que desde algunos años, la entusiasta y protagónica Marisol Castelán ha hecho del “Feliz Huauchinango” un evento exitoso que ha atraído las miradas e interés más allá de la región, tenga o no el apoyo de las autoridades municipales. Dicho evento ya queda para la posteridad, no sólo en la memoria de quienes han acudido al sagrado recinto, sino de quienes ya pueden adquirir alguno de los dos discos que reúnen a artistas de varios géneros: Staku y sus huastecos, Vicky “La voz de un ángel”, el Coro Maranathá, David Flores, son algunos de los participantes. Castelán ha comentado que tanto el concierto como los cds “no se tienen que ver como cosa meramente religiosa o con fines de lucro sino como un documento cultural”, ¿será?

El jueves 18 de Febrero, previo a los festejos socio-culturales de la Feria de las Flores, arrancó el evento musical religioso. La parroquia de Santa María de la Asunción fue atiborrada por feligreses, turistas y gustosos del sincretismo religioso y de la cultura mexicana. Disfrutaron en vivo música popular, de banda, huasteca y tradicional. Las mañanitas, Amigo del alma, La pasión, Los sones de la Danza de abanicos, fueron algunos de los temas escuchados.

Ponte tus listones blancos…

El segundo acontecimiento que describo es la Coronación de SGM Anabel II, llamado “Muralla de cultura y tradición”. Un evento hecho al cuarto para la hora que finalmente “salió bien”. La actual administración no es la única que ha realizado el show de coronación a la mera hora, ha habido otras que han hecho cosas peores con más tiempo de preparación.

Mucho se especuló sobre si fue una elección comprada o donde hubo favoritismo hacia Anabel Cázares Castillo, sobrina del actual regidor de Turismo, Ecología y Medio Ambiente, Guillermo Cázares García. Quizá no lo necesitó, la chica fotografió bien en los videos que pagó el Ayuntamiento previo al certamen, al igual lució elegante en la competencia. Sobra decir que es nieta de reina, hija de reina y hermana de reina, así que “algo tuvo que haber aprendido”. El día de su investidura se veía radiante, con un vestido traslucido que dejaba ver su esbelta figura, por cierto ¡qué bonita espalda!  

Para el espectáculo esta ocasión sí hubo guión, realizado por el historiador Guillermo Garrido Cruz, uno de los promotores culturales que ha criticado que se hagan dos eventos de coronación, el de la “Reina mestiza” (La Reina de las Flores) y el de la “Reina Indígena” (Xochiquetzali), evento que -para variar- se realizará en el penúltimo día de feria (¿Como ya pa’ qué?). Garrido ha comentado innumerables veces que hay una especie de discriminación o racismo disfrazado y que habiendo tantas expresiones culturales en la Sierra Norte de Puebla, no sean estas el centro para una fiesta pluricultural que atraiga las miradas de foráneos.

El guion escrito por el también lingüista fue grabado en las voces del periodista Heriberto Hernández; el director del medio digital “La H”, Gabriel García y Berenice Anduaga  (hermana de la actual directora de turismo, Luz Anduaga, de quien se conocen más desaciertos y actitudes déspotas que logros). Cada uno de los narradores en su papel, si sólo fuese producido para radio el resultado hubiese sido mayúsculo, con sus solas voces nos habrían transportado al Huauchinango histórico, el detalle es que el espectáculo de coronación es multimedia y en él se fusionan artes como el teatro, la danza, la pintura, la plástica, la música, aderezado con otros elementos: luces y sonido, fuegos pirotécnicos, animación, proyecciones visuales, etc. Hubo momentos en que la narración se quedó sola sin ninguna representación teatral o visual.

Los aciertos y detalles.

Ya en su nota periodística, publicada en éste medio, Leticia Ánimas hace crónica sobre el suceso, principalmente sobre la actuación de Lila Downs. Va mi análisis sobre algunos pequeños detalles:  

He admirado el trabajo del maestro Marcos Alderete, músico y danzante tradicional que ha llevado su ballet y puesto coreografías en otros estados de la república. A Alderete se le encomendó parte del espectáculo escénico: Danza azteca, Quetzales, Huapango y el Xochipitzahuak. Sus alumnos destacaron en Danza azteca, principalmente las mujeres (bailaron con más vigor), y el huapango “El huauchinanguense”, qué fuerza en las piernas, nomás se veía como retumbaba la tarima.

No lograron lo mismo en la danza de Quetzales, los alumnos estaban más preocupados en no caerse del escenario, debido al gigantesco penacho o por los calzones de manta (de algunos) que iban desamarrados, parece ser que les faltó espacio. Los pájaros Quetzales se intimidaron con las alturas de las tarimas, 2 metros aproximadamente. 

De igual manera no lograron motivar nada en las supuestas plásticas, tanto de los pasajes en donde se habla de Tlaltecatzi como en donde se menta sobre Catalina de Peralta, los alumnos hacían movimientos corporales menos que básicos. Nunca entendí quién era Tlaltecatzin ni Catalina, ni porqué las supuestas Catalinas giraban como rehiletes alrededor de los palos voladores y saludaban como reinas de Pueblo… (Mágico). 

Mención aparte merece la musicalización hecha por Alderete, ha logrado conjuntar un buen equipo en donde huehuetl, teponastlis, ocarinas, caracolas y la flauta de carrizo endulzan y estremecen oído y piel.

Un momento casi milagroso.

Al finalizar su actuación con el son tradicional “El xochipitzahuak”, que era el enlace con el espectáculo de Lila Downs; del centro de los 4 escenarios/vestidores que rodeaban los palos voladores, emergieron algunas chicas ataviadas con trajes de Cuacuila o vestidas de negro para hacer movimientos coreográficos con una sombrilla adornada que emulaba una flor, al momento que en el escenario principal, integrantes del ballet Tlaltecatzin (recién llegados de Chile), hicieron marco a la intérprete de La cumbia del mole.

El momento resultó casi mágico. Al salir Lila, Marcos Alderete con incensario en mano la enfloró y purificó, y ella, mística como es se dejó sahumar. Y digo resultó casi mágico, porque las integrantes de Huehuecoyotl nomás no coordinaban la sombrillas y para los que estábamos viendo todos los escenarios desde la parte trasera, esos detalles rompieron con el todo y lejos de brillar, sobraron.  

Un momento glorioso, fue sin duda cuando descendieron los “Voladores Hermanos Águila” e invitados, hicieron tal conecte con el respetable logrando tal sinergia: ¿Así será cuando uno muera?, me comentó una señora que estaba a mi lado. ¡Sí, dan una paz y quietud, hasta parece que el fresco te da en la cara!, le contesté. El descenso de los voladores fue, es y será el momento climático de la coronación.

Bien por la animación y los videos proyectados en las pantallas donde se recrean varios de los pasajes de Huauchinango, el más original, el dedicado a Santo entierro. Así como los escenarios, gradas, vallas metálicas y ubicación de estos, sin tanta parafernalia se puede hacer que los artistas luzcan.

Sobre la espera para ingresar al recinto mucha gente se quejó, dijeron que esperaron más de 3 horas para que los dejaran entrar. Súmele estas horas más las del espectáculo.

Lo curioso.

Por parte del Ayuntamiento que encabeza Gabriel Alvarado Lorenzo, se hizo un llamado a través de las redes sociales, para que los asistentes portaran una prenda tradicional, “para hacer ese un momento mágico”. O nadie los fumó o la gente se la está cobrando por no haber acudido al llamado de las marchas contra los altos cobros de la CFE. Más que él, su esposa y alguno que otro asistente respondieron a su convocatoria. 

Es irónico que la administración de Alvarado Lorenzo, haya contratado para su principal festejo social, a una cantante que en su presentación hace crítica (sutil o velada) hacia el sistema. En su espectáculo vimos imágenes sobre los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y algunas marchas; siendo que el edil (quien jura ser  de izquierda), ha minimizado y descalificado las marchas y protestas sociales. Él no marcha o grita a menos que sea con los huehues o con la Reina de las flores, ¡o sea, no!

Para finalizar.

Insisto como cada año, tiene que haber un patronato para la realización de la Feria de las Flores, conformado por la sociedad civil, organismos gubernamentales y no gubernamentales y algunos trabajadores del Ayuntamiento: entusiastas, propositivos, no mercaderes ni corruptos o corruptas (por aquello de la Equidad de género).

El espectáculo de Coronación de la Reina de las Flores merece ser de primera categoría, no hechizo, hecho al vapor. Hay buenos cronistas, repetidores, coreógrafos, danzantes, bailarines, escenógrafos y músicos como Paco Domínguez, los Bulmaros (padre e hijo), Marcos Alderete, Paty Domínguez, Guillermo Garrido, Néstor Rebollo, Trío Sensontle, Staku y sus huastecos, entre otros, que tienen ideas y pueden con el paquete, sólo es cuestión de tiempo y de que el Ayuntamiento cubra (al menos), los gastos de producción, porque luego quieren todo de a gratis mientras ellos cobran, sobrefacturan o acostumbran pagar hasta que se les hinche su regalada gana. 

error: eRROR !!