Tras protestas por inseguridad destituyen a comandante de Amixtlán

2016-05-30 Amixtlán, Pue.- Las protestas de los habitantes de Amixtlán en demanda de tomar medidas enérgicas contra la inseguridad obligaron al ayuntamiento que preside el priista Alejandro Javier Becerra Salazar a destituir al comandante de la Policía Municipal, decisión que fue acatada en el mismo momento de la realización de un Cabildo Abierto.

Reunidos en la cancha de la cabecera,  poblada en su mayoría, por indígenas de la etnia totonakú, los asistentes lograron además que el edil se comprometiera a la compra de una ambulancia para el traslado de los enfermos, de una patrulla y al retiro de los vehículos chatarra que sirven como punto de reunión para consumidores de drogas y maleantes.

Durante el Cabildo Abierto al que asistió la totalidad de los regidores, representantes de la Secretaría General de Gobierno (SGG) del estado, además de cuatro patrullas con elementos de la policía estatal, Becerra Salazar indicó que también se reparará el camión recolector de basura, para dejar de usar la única patrulla con que cuenta su administración para este fin.

De acuerdo con los pobladores inconformes, la numerosa presencia policiaca obedeció al temor del edil a que la gente quisiera tomar la Presidencia Municipal e incluso pedir su destitución, por lo que aseguraron que el recelo del alcalde es infundado, porque lo único que quieren es que cumpla su función de garantizar la paz social y la seguridad pública.

Así como que se investigue el homicidio de tres personas de la tercera edad, se castigue a los responsables, cesen los asaltos y se acabe con la venta de drogas y estupefacientes que está afectando principalmente a los jóvenes.

“La reunión, por parte de la ciudadanía, se llevó a cabo en completo orden, nuestras demandas principales, como la compra de la ambulancia, la patrulla y la destitución del comandante Javier Rodríguez Garrido fueron aceptadas. Ahora falta que el presidente cumpla y que esta semana que inicia retire los carros chatarra”, explicaron.

“El presidente es una persona que, la verdad, piensa que uno lo quiere destituir; y no es así. Lo que queremos es que se ponga a trabajar ya, pues desde que entró no ha hecho nada de lo que prometió en su campaña”, añadieron.

Hay más anomalías, indicaron, como el hecho de que no se están cumpliendo las reglas de operación del programa de Recámaras Adicionales de la Sedatu que establece que los cuartos tengan 16 metros cuadrados, que “sean de 4 x4 y los está haciendo de 3 x 3; y eso tampoco lo vamos a permitir”, dijeron

Aseguraron que el edil se sintió obligado a dar una respuesta por la presencia de una delegado de Gobernación, “pero todavía no estamos seguros de que efectivamente, haya sido de Gobernación, ya que este señor se ampara trayendo gente que ni siquiera se acredita otra. Además la esposa del presidente municipal, en una actitud amenazante estuvo sacando fotos de las personas que asistimos, para después desquitarse y esto tampoco lo vamos a permitir”, añadieron.

Las manifestaciones de inconformidad iniciaron debido a que desde que empezó la gestión del alcalde priista Alejandro Javier Becerra Salazar, se desató una ola de violencia: primero se registraron robos a viviendas, luego asaltos dirigidos principalmente a personas de la tercera edad, sobre todo los días en que recibían los recursos del programa “65 y Más” y lo más grave es que los tres más recientes derivaron en la muerte de las víctimas, recordaron.

error: eRROR !!