Con 208.6mdp atenderán daños en viviendas por Earl

2017-01-13 HUAUCHINANGO, PUE.- Con 208 millones 630 mil de pesos, los gobiernos federal y estatal ejecutarán un total de 1 mil 50 acciones para la reubicación o reparación de viviendas de igual número de familias damnificadas por la tormenta tropical Earl en 12 municipios de la Sierra Norte de Puebla, incluida la construcción de 704 casas, aunque dejarán fuera del traslado a 210 familias que están asentadas en zonas federales como las márgenes de los ríos.

Xaltepec Earl1

De acuerdo con datos oficiales, en la ejecución de los programas la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) y la Secretaría de Desarrollo Social del estado aportarán cada una el 50 por ciento de los recursos destinados a la compra de terrenos de 90 metros cuadrados cada uno para edificar 704 viviendas de 42 metros cuadrados; y la reparación de 346 casas que sufrieron daños leves o parciales.

En Huauchinango, el municipio más afectado por las lluvias y deslaves del 5 y 6  de agosto pasado, se reubicará a 441 familias; en Tlaola a 64; en Naupan a 14; en Pahuatlán 1; en Xicotepec 7; una en Chignautla, 12 en Chiconcuautla y 2 en Juan Galindo y 4 en Zoquitlán.  Quedando fuera del traslado por estar asentados en zonas federales 210 de las familias que fueron censadas.

El resto de las acciones, 346 corresponde al financiamiento de reparaciones en estos mismas demarcaciones.

A cinco meses del paso de la devastadora tormenta apenas se ha iniciado la construcción de cinco viviendas en terrenos aportados por los mismos damnificados en la comunidad de Xaltepec, en Huauchinango, a pesar de que el subsecretario de Vivienda de SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós declaró en entrevista pasada que las casas estarían listas a finales del 2016 o en enero de 2017.

“Son procesos largos, complicados. No son procesos que se agotan de la noche a la mañana, lleva un tiempo. Nosotros estaríamos pensando que una etapa concluirla en diciembre y poder terminar todo en el primer trimestre del próximo año”, declaró en ese entonces.

Luego él mismo estimó que los trabajos de reconstrucción en los municipios afectados por la tormenta Earl, estarían terminados en el primer trimestre de este año, sin embargo, refirió que recién se están analizando 20 opciones de terrenos para la reubicación y admitió que ha sido complicado ubicar los predios que cumplan con las medidas de seguridad, sobre todo en el caso de Huauchinango.

A cinco meses de Earl en las regiones afectadas por esta tormenta tropical persiste la incertidumbre sobre el destino de las familias que perdieron todo o casi todo. Continúa la falta de información de las autoridades de los tres niveles de gobierno y predominan los rumores y la desconfianza.

Pareciera que las emociones que provocó la destrucción poco a poco se van disipando, porque “todo va volviendo a la normalidad”, al menos eso es lo que le parece a algunas personas alejadas de las zonas de desastre.

Las visitas de las autoridades, políticos, clubes y otras organizaciones sociales han mermado. Hay funcionarios que evitan hablar de tema y evaden acercarse a las áreas devastadas, como si al cerrar los ojos se pudiera diluir la realidad.

error: eRROR !!