Podría reactivarse proyecto turisitico Necaxa: RMV

2017-01-30 HUAUCHINANGO, PUE.- El Proyecto de Desarrollo Turístico Necaxa no pudo cristalizarse debido a que la federación se negó a entregar la propiedad de los terrenos que estaban en posesión de Luz y Fuerza del Centro y posteriormente de la CFE, dijo el gobernador Rafael Moreno Valle, pero dejó entrever que podría ser retomado en la administración de José Antonio Gali Fayad.

Lamentablemente, dijo, la federación se negó a entregar al gobierno poblano la propiedad de los terrenos y las cabañas que están alrededor de Necaxa (en el campamento La Mesa), sin embargo,  consideró que su administración cumplió al hacer las obras que de saneamiento “que no se ven”, como las plantas de tratamiento de aguas residuales que un están en construcción.

“La parte importante del proyecto está realizada”, aseguró, con la construcción de plantas de tratamiento como la que inauguró el sábado –pese a no estar terminada- en Totolapa, Huauchinango en terrenos que la familia Marroquín Luna reclama como de su propiedad, y en la que se están invirtiendo más de 160  millones de pesos.

Moreno Valle indicó que le tocará a la gestión de Gali Fayad que inicia este miércoles continuar los trámites para que la federación les dé la propiedad de los terrenos alrededor de las presas de Necaxa, Tenango y Nexapa que no están en uso y la de las “maravillosas viviendas inglesas” del campamento La Mesa están en manos de la Generadora Fénix, empresa constituida por la portuguesa Mota Engil y la cooperativa LyF del Centro del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

300117lavn1 presa de tenango

Dijo que en La Mesa se podrían hacer hoteles o un club pero, reiteró, si no hubiera trabajos para el saneamiento de la presa de Necaxa, cualquier proyecto turístico es inviable, por lo que éste puede considerarse en suspenso, pero no desechado.

El Proyecto Turístico Necaxa es un tema del que no ha habido información oficial detallada, pero sí ha generado resistencia, principalmente la de los pobladores de las comunidades indígenas que están en los alrededores de las presas de Tenango y Nexapa, como Xaltepec, Papatlazolco y Papatlatla, en Huauchinango, lugares donde, se sabe que incidiría la infraestructura.

La resistencia al proyecto se generó, entre otras cosas, por las intenciones de pagar a un precio bajo las tierras de los campesinos y el presunto despojo o desplazamiento que se haría de algunos habitantes, además de que fue considerado como excluyente pues contemplaba una zona comercial, un área condominal, dos áreas residenciales, un club náutico, un malecón ribereño, un parque lineal y un club de vela, alejados por completo de los habitantes de la zona y sus actividades.

El establecimiento de un desarrollo turístico en los terrenos que bordean las presas de Tenango y Nexapa en Huauchinango fue calificado como ilegal por el biólogo Héctor Hernández Vargas, ex encargado de despacho de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas-Cuenca Hidrográfica del Río Necaxa.

Indicó que el área sólo debe ser usada para la preservación y la recuperación de la zona protegida internacionalmente por el Convenio Ramsar que reconoció su importancia para la ecología y  la biodiversidad.

Ecológicamente, las presas son importantes fuentes de captación de agua y regulación ambiental, además son santuarios tanto temporales como permanentes para especies de aves acuáticas -migratorias y residentes- y peces, además de ser hábitat de otras especies animales y vegetales; y fuente para la generación de energía eléctrica, explicó.

error: eRROR !!