“Compadrazgo” detiene misión liberadora de la iglesia católica

2017-02-06 HUAUCHINANGO, PUE.- Aunque la iglesia Católica está siendo tocada por “los aires del gran espíritu” que ha soplado también al Papa Francisco y siente como suya la situación de marginación y pobreza que hay en México, todavía hay “algunas trabillas” como el “compadrazgo” con las autoridades de algunos miembros de la jerarquía y laicos, que detiene su misión liberadora.

.

Lo anterior fue expresado por el sacerdote Juan Valles, durante una participación realizada en el Segundo Foro en Defensa de la Madre Tierra y por la Vida que reunió a activistas y afectados ambientales en las comunidades de Cuacuila, en Huauchinango, Xaltepuxtla en Tlaola y Villa Ávila Camacho en Xicotepec, el fin de semana.

El ministro católico indicó que la iglesia está recuperando su carisma y su espíritu fundacional de liberación para acercarse a la lucha de los pobres y de los trabajadores, luego de que concluyera el Jubileo de la Misericordia que debe seguir su curso. “A eso vino Jesús, a darnos vida. Y tengo mucha esperanza que nuestra iglesia se va abriendo. Aunque hemos tenido algunas trabillas por ahí, pero el espíritu va rompiendo esas obstáculos, como se abrirá ese muro si se construye en el norte y como cayó el muro de Berlín”.

Llamó a respetar los rituales de los pueblos originarios porque el lenguaje de la religión y la cultura, es la vida “y todo aquello que vaya en favor de la vida, es de Dios” y aclaró que su participación y la del sacerdote Alejandro Solalinde en el Foro era conocida por el Obispo de Tulancingo y felicitó a los participantes en el encuentro.

El sacerdote Valles admitió que la situación del país se ha tornado más difícil y la gente se está enojando. Está despertando y el dolor de los oprimidos le está doliendo a la iglesia, pero lamentablemente no en todos los niveles y lugares por los “compadrazgos” que hay entre algunos jerarcas, algunos laicos y las autoridades.

sacerdotes

Sin embargo, recordó la misión profética de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, Sergio Méndez Arceo, Samuel Ruiz, Santiago Aguado y del sacerdote –recientemente fallecido- Lorenzo Martínez Garrido, “que se entregaron de corazón al pueblo, que sudaron con el pueblo. Y aunque de momento parezca que es una chispita, una lucecita muy pequeña”, está ahí.

“Quien quiera comprometerse con la causa de Jesús –dijo- tendrá que pasar por este filtro de la espina de cruz, del dolor, del sufrimiento por preservar la vida”, concluyó.

error: eRROR !!