Sin permiso de SEMARNAT Almaden promete a socios ir por oro de Ixtacamaxtitlán

HUAUCHINANGO, PUE.- Aunque la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) rechazó el informe preventivo presentado por la empresa canadiense Almaden Minerals para iniciar su proyecto Ixtaca IV, la minera anunció a sus inversionistas que seguirá su exploración de oro en Ixtacamaxtitlán “barrenado agresivamente”, denunciaron diversas organizaciones.

maquinaria minera

De acuerdo con miembros de la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida, las instituciones académicas PODER, CESDER e IMDEC, la SEMARNAT declaró “improcedente” la solicitud de operaciones de la minera, debido a que “no se demuestra que la actividad se ajuste a un Informe Preventivo, mandándose a archivar el trámite como asunto concluido”.

No obstante, los empresarios que tienen 28 títulos que abarcan 234 mil 991 hectáreas concesionadas en el estado de Puebla –el 6.9% del territorio de la entidad- informaron a sus socios que realizarán más barrenos en busca de metales preciosos.

Lo anterior, señalaron en un comunicado, confirma las conclusiones de la Evaluación de Impacto en Derechos Humanos (EIDH) realizada por esas organizaciones y científicos, en las que se afirma que la empresa ha causado, durante la etapa de exploración, daños al medio ambiente -ha realizado 236 barrenos más de los autorizados por SEMARNAT- y perforado un acuífero, según información proporcionada por la misma minera a sus inversionistas.

Aunque la SEMARNAT ha autorizado la realización de 291 barrenos, la empresa reportó a sus inversionistas haber realizado 475 perforaciones entre 2011 y 2016, aclararon.

De llevarse a cabo el proyecto en este municipio de la Sierra Norte, recordaron Almaden Mineral hará un tajo a cielo abierto de más de mil metros de diámetro para la extracción de oro y plata y construirá una presa de jales, sin recubrimiento, de más de 35 millones de litros para almacenar agua con cianuro, afectando tierras de cultivo, zonas de conservación prioritaria y un sitio de anidación de gavilanes.

Las organizaciones han acudido a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para denunciar violaciones a los derechos de los pobladores, agregaron, pero la comisión concluyó “que no existe materia” remitiendo el caso a la PROFEPA.

La Procuraduría Ambiental, añadieron, identificó inconsistencias técnicas en la ubicación de los barrenos que presentaron en los Informes Preventivos Ixtaca, Ixtaca II, Ixtaca III y III bis. Además, corroboró que la empresa realizó más barrenos de los que autorizó SEMARNAT, por lo que esperan que se les entreguen las conclusiones de esa inspección.

Representantes de las organizaciones indicaron la minera canadiense ha recurrido a diversas argucias legales para que las comunidades indígenas asentadas en esas tierras “permitan o no la explotación de sus territorios”. En 2016 Almaden Minerals demandó al gobierno mexicano después de la reforma a la Ley Minera en 2014 con el fin de evadir sus responsabilidades fiscales.

En el 2015 la comunidad indígena nahua de Tecoltemic y el ejido de Tecoltemi interpusieron un juicio de amparo contra Almaden Minerals luego de enterarse que la Secretaría de Economía le otorgó una concesión por 50 años, su inconformidad se basa en que la licencia se sobrepone con el polígono de su ejido.

Los afectados interpusieron un Juicio de Amparo por diversas violaciones y obtuvieron la suspensión que ordenó a la empresa frenar sus trabajos, “sin embargo ha hecho caso omiso y ha mantenido los trabajos de exploración en las concesiones y no ha informado a sus inversionistas sobre esta acción”, acusaron.

Por último, revelaron que, aunque están documentadas las irregularidades a los derechos humanos y al medio ambiente que afectan a la población de Ixtacamaxtitlán en caso de iniciarse la fase de explotación, la empresa canadiense insiste en la viabilidad del proyecto, engañando a sus inversionistas y, al contrario, les promete continuar “barrenando agresivamente”.

error: eRROR !!