Se negaban a pagar completo la gasolina

2017-03-09 HUAUCHINANGO, PUE.- En un acto de “desobediencia civil”, al menos cinco personas, entre ellas una mujer, cargaron combustible en la gasolinera Exprés Gas ubicada en esta cabecera municipal y luego le dijeron al despachador que no pagarían completo el importe porque en él se incluye un impuesto que ha elevado el precio del producto desde el inicio de este año.

.

Los individuos llegaron a bordo de cinco vehículos compactos que se formaron para la carga de combustible, esperaron a que el despachador cerrara la bomba y al pasarles su ticket, dijeron que no pagarían el costo del combustible referido en el documento.

Los hechos sucedieron cerca de las 20:00 horas de este miércoles y provocaron que uno de los socios de la estación gasolinera llamara a la Policía Municipal para que actuara en contra de quienes él llamó “ladrones”, al pretender irse sin pagar el costo completo de su consumo.

La joven mujer que iba entre los conductores de los vehículos sacó de entre sus ropas una hojas de papel de color blanco, en las que se veía que traían un texto y lo utilizó como argumento al decir que los consumidores no están obligados a pagar el impuesto que elevó el gobierno a inicios del año e hizo que se incrementara el valor de los combustibles.

En varias ocasiones, quienes se dijeron en “desobediencia civil”, negaron que pretendieran irse sin pagar su consumo, sin embargo, mencionaron que sólo pagarían el costo real que “ampara la Carta Magna”.

En respuesta, uno de los socios de la estación gasolinera, visiblemente molesto, indicó que él no podía permitir ese tipo de actitudes porque el impuesto al que hicieron alusión los implicados, él lo paga al adquirir el producto, por lo que los perjudicados por ese tipo de medidas son los particulares y no el gobierno.

El empresario de manera enérgica quiso hacer conciencia en los cinco individuos que pretendían no pagar completo, al pedir que comprendieran que el impuesto él lo paga al gobierno, que él no se queda con nada de ese dinero y que su ganancia ha disminuido a partir de que se incrementaron de costo los combustibles.

Señaló que él sabe del costo real de los combustibles, añadiendo que “debería de costar ocho pesos menos de lo que vale”, pero que no puede dejar de cobrarles ese impuesto porque entonces se vería en la necesidad de cerrar su negocio.

Al lugar llegaron elementos de la Policía Municipal, pero su papel fue el de mediar entre las dos partes y, al final, los clientes pagaron el combustible y se retiraron del lugar.

error: eRROR !!