Con “Mujeres que tejen el chiquihuite”, se titula universitario en Naupan

NAUPAN, PUE.- Como un ejercicio serio fuera de protocolo e inédito, calificaron catedráticos de la UVI-Huasteca la presentación del examen de titulación de Damián Lazcano Arroyo, celebrado en Iczotitla, Naupan, Puebla, de donde es oriundo.

“Promoción y capacitación de la actividad artesanal como medio de subsistencia económica de la comunidad de Iczotitla”, fue el nombre del trabajo presentado ante la comunidad y que desmenuza la problemática, medio de subsistencia, sentido identitario del “tzanicas”, el trabajo de cestería y su comercialización.

Ante más de 100 personas entre profesores, estudiantes, trabajadores de la salud, familiares del titulado y personal de la Universidad Veracruzana Intercultural región Huasteca fue presentado el proyecto,.

LA HISTORIA

Lazcano Arroyo es nativo de Iczotitla y egresado del bachillerato del mismo poblado. El doctor de la clínica Sabino González Olivares, preocupado por la formación de los jóvenes lo animó a seguir sus estudios a nivel superior. El médico contactó al maestro Guillermo Garrido Cruz, coordinador -en ese entonces-, de la sede Huasteca de la Universidad Veracruzana Intercultural dependiente de la Universidad Veracruzana.

 

Fue en el año 2013 cuando se difundió la oferta académica en los bachilleratos de Naupan, se hizo una visita a Ixhuatlán de Madero, Veracruz, donde está la sede de la UVI. De 35 estudiantes de Izcotitla y Copila, Damián fue el único que se inscribió a la Licenciatura en Gestión Intercultural para el Desarrollo.

 

Desde el primer momento se vio el desempeño y ganas de aprender de Damián, aprovechó todos las oportunidades de intercambio y movilidades: estuvo en el programa de liderazgo para jóvenes indígenas en La Universidad de las Américas que promueve la embajada de USA; tuvo una movilidad académica en el semestre febrero-junio en la Universidad Intercultural de Quintana Roo, en la licenciatura de Gestión Municipal; en el verano de 2016 participó en el programa de liderazgo para jóvenes del Instituto de Estudios sobre Estados Unidos, visitando varias instituciones educativas como el Massachusetts Institutte of Technology (MIT); ganó la beca para proyectos comunitarios apoyado por la embajada de USA; participó en el grupo de teatro de la UVI, en varios festivales universitarios y actualmente cursa un seminario sobre Educación Intercultural.

 

Lazcano Arroyo utilizó todos esos conocimientos para dar talleres y entender la situación socioeconómica y cultural de su comunidad, ya que no sólo asesoró a las artesanas de la localidad en cuanto a gestionar recursos para proyectos culturales, sino también en materia de Liderazgo, Equidad y género.

 

 

 

 

LA EVALUACIÓN

 

Iczotitla, nombre de procedencia náhuatl que significa “Lugar donde existe el Iczote”, planta comestible de flor muy exquisita, se ha caracterizado en la Sierra Norte de Puebla y estados circunvecinos (Veracruz, Hidalgo), como productor del tzanicas, que según Lazcano y el historiador Garrido Cruz, es el único lugar donde se trabaja con éste material, que sirve para elaborar de manera artesanal, chiquihuites, bolsas, floreros, tortilleros, pantallas y demás figuras que la imaginación contenga.

 

En el estudio que Damián realizó, observó la marginación, segregación, discriminación, regateo (pago injusto) y falta de lugares para la comercialización de las artesanías -hechas en su mayoría por mujeres-, al igual del poco apoyo e ideas para el desarrollo por parte de las instituciones gubernamentales.

 

Las mujeres iczotitecas le dan un valor moral a lo realizado, saben que es su medio de subsistencia económica, les da identidad, refuerza su sentido de pertenencia y, por ende, al saber que es el único lugar donde se trabaja con el tzanicas, quieren continuar su legado, transmitiendo el saber popular a sus hijos o nietos. Aunque los jóvenes reconocen dichas cualidades distan de sumarse al trabajo artesanal.

 

Para el universitario no fue tarea fácil trabajar con sus coterráneos, pues dice, cuando eres de la misma comunidad y estás joven, se ríen de ti o no quieren colaborar porque les da pena o lo ven como cosa menor y sin trascendencia. En un primer intento, citó a 7 mujeres de las cuales sólo acudieron 6, en la segunda ocasión sólo fue una, lo cual creó desánimo en el educando y así hubo otros 2 intentos más. Fue la señora Francisca Alderete Pérez -hermana del danzante y músico tradicional Marcos Alderete-, quien animó al estudioso para que continuara con el proyecto: “si no quieren unas invitamos a otras, pero la cosa es sacar el proyecto”. “Qué bueno que haya un muchacho interesado en nuestras cosas…y para poder recibir primero hay que dar, perder un poco…”, fueron palabras de doña Francisca al tomar el micrófono.

 

Ante los cuestionamientos de unos emocionados evaluadores, Alma Hidalgo Alvarado, Imelda Torres Sandoval y el mismo Garrido Cruz, sobre si estaban preparadas las mujeres para continuar con el proyecto, gestionar por sí solas recursos públicos, que si regresaría a la comunidad o si sólo estaba ahí por la titulación y cómo le hizo para trabajar la Equidad y género en una comunidad donde el tema se trata de manera diferente -dada la complejidad sociocultural y la cosmovisión-, Lazcano Arroyo contestó entusiasmado que las artesanas podían solas, que él apoyaría y estaría ahí toda vez que se lo permitieran y que el tema de género no era problema, que ellas están preparadas para ser líderes, que está comprometido con su comunidad y quiere bajar proyectos de desarrollo comunitario.

 

Sumado al trabajo presentado, se mostró un catálogo con los nuevos diseños que ya está elaborando sobre pedido la agrupación “Siwachichihkameh”, mujeres que trabajan el Chiquihuite.

 

Antes de la deliberación el coordinador de la sede y responsable de su formación en esta última etapa de la LGID, Mtro. Luis Alberto Montejo Sánchez, felicitó a Lazcano y a todo el equipo, por la manera en que se estaba evaluando, ya que dijo es inédita. En otras universidades no se hace una evaluación pública, sólo están los sinodales y el alumno, pero en el caso de la universidad que él coordina, tiene que haber la inclusión, la interacción e interculturalidad y regresarle al pueblo un poco de lo que el pueblo da, es parte del modelo educativo.

 

Al final fue calificado con grado de excelencia y felicitado por cercanos y familiares. Cabe informar que no hubo un impedimento legal para que pudiera presentar su examen en su comunidad natal, y eso se agradece.

 

error: eRROR !!