Acusan empleados desabasto de medicamentos en Jurisdicción Sanitaria

2017-10-25 HUAUCHINANGO, PUE.- A un 15 por ciento de abasto de medicamentos se encuentran las farmacias que atienden la demanda de los usuarios de los servicios de salud pública de los 18 municipios que forman parte de la Jurisdicción Sanitaria número 1, manifestaron trabajadores sindicalizados adscritos a la dependencia estatal.

En medio del conflicto laboral del Sindicato de Trabajadores de la Secretaría de Salud con la Jurisdicción Sanitaria con cabecera en Huauchinango por el cambio de sede de la misma, los empleados denunciaron ante el coordinador de Jurisdicciones Sanitarias en el estado, José Miguel Castillo Sánchez que en la región hay desabasto de medicamento, por lo que no pueden dar una atención de calidad a los usuarios.

Además apuntaron en la lista de faltantes algunas herramientas de trabajo para los médicos, como baumanómetros y estetoscopios, “sin embargo se las han ingeniado para sacar adelante el trabajo”, presumieron los servidores públicos sindicalizados a Castillo Sánchez.

La denuncia de esta situación se dio durante el diálogo en el que los empleados sindicalizados externaron al representante de la Secretaría de Salud que no están dispuestos a cambiar de sede de trabajo, debido a que consideran que el Hospital Urbano, no reúne las condiciones sanitarias y de espacio para albergar a las oficinas centrales de la Jurisdicción Sanitaria número 1.

En entrevista, el delegado sindical, Joel Alatriste Martínez, admitió el desabasto de medicamento y además dijo que en otras jurisdicciones del estado, estarían a menos de 15 por ciento los existentes en las farmacias, situación a la que calificó de preocupante.

Otros trabajadores hablaron de la sobrecarga de trabajo que tienen algunos médicos generales y especialistas, como ginecólogos y cirujanos, estos últimos tienen intervenciones quirúrgicas durante unas 10 horas o más al día.

Sobre el tema, José Miguel Castillo, rechazó las versiones de los trabajadores sobre la falta de medicamentos, aunque dijo que no había constatado la situación de las farmacias, en cambio afirmó que habría suficiencia de medicinas para dar atención a los usuarios.

Aunque los trabajadores denunciantes del desabasto externaron la situación ante José Miguel Castillo, en la entrevista con este medio de comunicación, el funcionario negó haberla escuchado y abundó que los trabajadores no habían tocado el tema.

Sin embargo la situación no es nueva, desde el año 2010 un equipo médico elaboró un Diagnostico Situacional que fue entregado a las autoridades estatales, en él se identificaron necesidades urgentes de contratación de personal  como 13 médicos, 56 enfermeras y otros que realizaran funciones administrativas, de intendencia y de servicios, con el fin de garantizar un mejoramiento sustancial en el servicio de salud en esta región.

También se habló de las carencias de materiales que iban desde estetoscopios, tripiés porta sueros, carros camillas para traslado de urgencias a hospitales, hasta nebulizadores. Además se dijo que eran insuficientes las dotaciones de placas radiográficas, reactivos para los análisis clínicos, para las placas y hasta el material para curaciones. En el colmo de la escasez los médicos agregaron a su lista “un lavacómodos”.

Al aumentar la población derechohabiente, por diversas razones como la atención a los afiliados al Seguro Popular y, en la región, por la pérdida de servicios médicos de personas que se liquidaron en la extinta Luz y Fuerza del Centro, aumentaron las necesidades, pero el gobierno pasado no invirtió más que en la remodelación de los edificios.

 

error: eRROR !!