Admite GESA que producirá electricidad para minería

Por LETICIA ÁNIMAS VARGAS

2018-02-25 XOCHITLÁN, PUE.- La energía que la empresa GESA pretende generar con la construcción de una hidroeléctrica en los ríos Zempoala y Ateno, en territorio de cinco municipios de la Sierra Nororiental poblana, será destina da al sector ferrominero y no a los habitantes de los pueblos como habían dado a conocer representantes del corporativo.

Lo anterior se desprende de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) aprobada de manera condicionada por la SEMARNAT en días pasados y que permitiría a Generadora de Energía San Antonio (GESA) instalar una planta en la que se producirán más de 37 Mega Watts de electricidad en Xochitlán, Zapotitlán de Méndez, Nauzontla, Zoquiapan y Atlequizayan.

En la página 138 del documento presentado por GESA a la dependencia federal -que está disponible al público en la página de la SEMARNAT-, “bajo protesta de decir verdad” la empresa confiesa que “el propósito detonante del proyecto (San Antonio) es mantener un nivel de competitividad en el mercado mundial de ferroaleaciones, por lo que el abatimiento en el costo de los insumos más importantes incrementará el margen de operación y utilidad del proceso”.

El apartado de la MIA en el que GESA informa a las autoridades de sus intenciones, se refiere a los “Aspectos técnicos de la producción y distribución de energía” e indica que se establecerán dos casas de máquina a las que se conducirá un promedio de 18.86 metros cúbicos por segundo de los ríos Zempoala y Ateno.

“Tal objetivo se deriva de las necesidades por satisfacer el consumo energético de GENERACION ELECTRICA SAN ANTONIO S.A DE C.V. El propósito detonante del proyecto es mantener un nivel de competitividad en el mercado mundial de ferroaleaciones, por lo que el abatimiento en el costo de los insumos más importantes incrementará el margen de operación y utilidad del proceso. Así se observa que la inclusión de 37 Mw a la red de la zona del a región Terrestre Prioritaria de Cuetzalan incrementará la oferta de energía eléctrica para el sector público. Esto sucederá de manera indirecta, pues no es intención de GENERACION ELECTRICA SAN ANTONIO S.A DE C.V realizar la venta de energía eléctrica a terceros industriales o poblaciones, como sucede con otros proyectos en desarrollo en el país”, se señala de manera textual.

Es decir, según apunta la empresa, la energía que se producirá con el agua de los caudales serranos, será usada para abastecer y aumentar las ganancias de la industria minera que en la región de influencia de la hidroeléctrica  tiene a la “Planta Teziutlán” de ferroaleaciones de manganeso, como uno de sus eventuales clientes.

Esta planta pertenece al Grupo Ferrominero del empresario José Antonio Rivero Larrea, propietario de Minera Autlán que en la zona posee también diversas concesiones para la exploración y explotación de oro y plata como las del proyecto “El Aretón” que desarrolla la misma empresa especializada en la producción de derivados de manganeso, y cuenta con otras dos concesiones en Tlatlauquitepec, denominadas Atextcaco I y Atexcaco II, vigentes hasta el año 2054.

No obstante lo anterior, pobladores del municipio de Xochitlán entrevistados por este medio de comunicación, indicaron que desde que GESA llegó a la región en el año 2011 con el nombre de IngDeshidro, lo hizo con el discurso de que “el proyecto no afectaría en lo absoluto al ambiente y que la energía eléctrica que se generaría, aparte de ser energía limpia, se vendería a la CFE y que no estaba destinada para la industria minera” https://radioexpresion.com.mx/?p=37110

Añadieron,  que en el empeño de que los pobladores aceptaran la instalación de la hidroeléctrica, los empresarios no “se han tentado el corazón y han recurrido siempre al engaño, cooptando y mintiendo, sosteniendo que nada tienen que ver con los denominados proyectos de muerte pero lo que buscan es dividir a los pueblos que se resisten a este proyecto”.

Por otra parte la Comisión Nacional del Agua (Conagua) advirtió a la SEMARNAT que el proyecto Hidroeléctrico San Antonio es técnicamente inviable pues podría secar a los ríos Zempoala y Ateno, pues el volumen de su escurrimiento anual es de apenas 350 millones 837 mil metros cúbicos de agua, mientras la generadora de energía de GESA requiere para su operación de 614 millones 952 mil metros cúbicos en un periodo similar.

error: eRROR !!