«Diablito» carga con limosnas de la iglesia

HERIBERTO HERNÁNDEZ

Huauchinango, Pue.- En un carrito, al parecer «un diablito», sujetos no identificados cargaron con una alcancía y dejaron amordazados a un sacerdote y a un sacristán, según dieron a conocer fuentes cercanas a la iglesia católica.

Una alcancía metálica en la que se acumula la limosna de los feligreses fue sustraída la noche de este jueves 5 de septiembre de las instalaciones de la capilla de la Virgen de Guadalupe, en la parroquia de Santa María la Asunción, ubicada en el centro histórico de Huauchinango.

De acuerdo con los primeros reportes extraoficiales, fue un grupo de hombres, hasta el momento no identificados.

Según algunos feligreses, fue el sacerdote de nombre  Daniel N quien fue amordazado, junto con un sacristán, por los sujetos y después se alejaron del lugar con el botín a bordo de un diablito de carga.

 Los sujetos  que se llevaron las limosnas de la capilla de la Virgen de Guadalupe y otras pertenencias de valor, también se llevaron la memoria de las cámaras de seguridad y dejaron amordazado al padre vicario de nombre Daniel N.

Tras los hechos ocurridos alrededor de las 21:00 horas, han surgido otras versiones en las que se revela, aunque de manera extraoficial que, los maleantes aprovecharon el momento en que el sacerdote en cuestión, cerraba el acceso principal,  para sorprenderlo, golpearlo junto con un integrante del personal al servicio de las instalaciones de la iglesia.

Se habla de que fue al menos una tercia de amantes de lo ajeno, los que ingresaron al templo católico quienes usaron herramienta, entre esta, un “diablito”, en el que cargaron la alcancía con las limosnas, algunos objetos de valor y la memoria de respaldo de las cámaras de vigilancia con el fin de no dejar rastro.

Una vez que se pudieron reportar los hechos, al lugar llegaron algunos feligreses, el párroco José Gustavo Corona Ortega y se dio aviso a elementos de la Policía Municipal, más tarde se dijo que, sobre la calle Morelos, adyacente a las instalaciones parroquiales se localizó el “diablito” en el que cargaron la alcancía.

Por el momento no hay alguna versión oficial sobre lo acontecido y tampoco se sabe si hay detenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: eRROR !!