No pagó a Hacienda pero descontó impuesto a trabajadores. Preparan denuncia

HERIBERTO HERNÁNDEZ

Huauchinango, Pue.- El alcalde de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera, denunciará a su antecesor, Gabriel Alvarado Lorenzo, por la omisión de pagos desde 2014, por un monto que asciende a 185 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional de Agua Potable (CONAGUA) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A unos 185 millones de pesos asciende la deuda que dejó el expresidente municipal de Huauchinango, Gabriel Alvarado Lorenzo, por pagos pendientes a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la Comisión Nacional de Agua Potable (Conagua) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que el Ayuntamiento prepara denuncias formales, declaró el actual edil Gustavo Vargas Cabrera y el auditor financiero Ernesto Palmeros.

Entrevistado sobre si atenderá la sugerencia del gobernador que le hizo tras su primer informe de gobierno en Huauchinango, que tiene que ver con el llamado a que deje de quejarse y denuncie las anomalías encontradas en la administración pasada, el alcalde dijo que la Comuna ya interpuso una denuncia que está en curso contra la diputada local Liliana Luna Aguirre, por presunto desvío de recursos o sustracción de recursos públicos municipales, cuando era presidenta del Sistema DIF.

A Liliana Luna desde hace unos meses se le asigna que sustrajo cierta cantidad de ataúdes que fueron donados o comprados en la administración pasada pero previo a la entrega recepción, habría sustraído para trasladarlos a una bodega de que adquirió su familia durante el periodo de gobierno, 2014-2018, cuando fungió como presidente su esposo, Gabriel Alvarado Lorenzo. Bodega que se auto rentaban a la comuna.

En cambio, está la preparación de otras denuncias más, estás contra el exalcalde de Huauchinango, por presuntas omisiones de responsabilidades durante su gestión que, acarrearon un adeudo de 185 millones de pesos a la actual gestión.

De acuerdo con Gustavo Vargas y el auditor financiero, Gabriel Alvarado dejó de pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el impuesto sobre la nómina que, aunque era descontado a los trabajadores, no lo pagó al Sistema de Administración Tributario (SAT) organismo de la SHCP y tampoco hizo lo propio a la Secretaría de Finanzas.

En tanto, se preparan las demás denuncias que, “deben ser bien planeadas y presentadas, porque al no cuidar algún detalle, podrían ser burladas, no permitiendo que se rectifique”, explicó el presidente municipal en funciones.

Refirieron que la falta de cumplimiento de responsabilidad del ayuntamiento anterior, data desde el año 2014, mientras que la gestión actual lleva poco más de 20 millones de pesos pagados a algunas dependencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: eRROR !!