(PODCAST)En vitrina blindada resguardan teponaztli en Ozomatlán

Por Heriberto Hernández

HUAUCHINANGO, PUE.- Con la finalidad de resguardar el teponaztli de la comunidad totonaca de Ozomatlán, municipio de Huauchinango, el Museo Nacional de Antropología e Historia donó una vitrina blindada que instalaron museógrafos de la institución, encabezados por maestro Leopoldo Trejo.

Trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), adscritos al Museo Nacional, llegaron a Ozomatlán, una de las comunidades más marginadas de Huauchinango y de difícil acceso, para instalar una vitrina, con un valor aproximado a los 150 mil pesos.

La exhibidora de cristal templado, reforzada con bastidores de hierro y, una base de madera y metal, es la que ahora protege el teponaztli y otras piezas de madera de color obscuro.

El especialista en el tema, Leopoldo Trejo, expresó que la pieza fue manufacturada, probablemente durante la “colonia temprana, aunque es aventurado dar fechas exactas del tiempo que data”.

Los museógrafos, acompañados por el director regional del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), René Esteban Trinidad, llegaron para colocar y resguardar una pieza en la misma comunidad.

El teponaztli es de forma cilíndrica con figuras grabadas de las que, ya se han hecho algunos estudios, como la interpretación de Guy Stresser-Péan, quien, en su libro titulado “El sol Dios y Cristo”, explica que cuenta con dos glifos aztecas tallados que “evocan la caída de México Tenochtitlan. Uno muestra un águila atravesada por una flecha, el otro un nopal atravesado por otra flecha”.

Con el teponaztli se resguardaron otras piezas, “cinco objetos antiguos de madera: una especie de cuchara o cucharón, algo rota y cuatro tabletas de madera dura, de 6 mm de espesor, con decoración grabada”, explicó Guy Stresser-Péan.

La vitrina con el resguardo de las piezas originales, quedó en las instalaciones de la presidencia de la comunidad y, “como es importante que permanezcan, aunque nos quedemos con la duda de qué época es”, afirmó Leopoldo Trejo.

René Esteban Trinidad, recordó que fue hace un año cuando se realizaba un recorrido por las comunidades de Huauchinango, con Leopldo Trejo y Guillermo Garrido, se toparon con el teponaztli y por las condiciones que se encontraba y se guardaba (envuelto con papel periódico, expuesto a las condiciones del ambiente), el profesional Leopldo, se motivó para iniciar la gestión ante el Museo Nacional.

El presidente auxiliar, Esteban Pérez Ojeda, aseguró que la medida del especialista del Museo Nacional y del representante del INPI (René Esteban) en la región, le da valor a la comunidad y una importancia al teponaztli que, “ahora estará más protegido en la comunidad”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: eRROR !!