Trifulca entre colonos de La Aurora Roja

El inicio de la semana, para la colonia La Aurora estuvo marcado por la violencia. A una reunión que fue convocada por el grupo de Bonifacio Uribe Téllez; llegaron tres personas del grupo contrario, del que forma parte, Cristina Moncayo Hernández, quien arribó con su hijo y Teófilo Ignacio Cárdenas, la intención fue la de reclamar una explicación “sobre el porqué no nos habían invitado a la asamblea”.

Bonifacio Uribe, contestó al reclamo de Cristina, que, “no se nos había invitado porque era una reunión entre ellos, entre fundadores de la colonia y la asociación que lleva el mismo nombre de La Aurora, pero a mí me ignoraron, junto con otros compañeros, siendo que somos fundadores al igual que ellos”, reiteró en varias ocasiones Moncayo Hernández.

A decir de la inconforme, su hijo, Rubén Hernández Moncayo, llevaba una cámara para filmar lo que sucedía en la reunión, “pero cuando la quiso sacar para grabar todo, se le fueron encima varias personas y lo empezaron a golpear, entre ellos estaban, Anastasio Torres Montes, una hija de Anastasio, de apellidos Torres Domínguez, Ángel Torres Domínguez, y un yerno de Anastasio; todos contra mi hijo, para que no filmara”, acusó Cristina.

Después de la riña llegó la policía municipal, pero poco pudo hacer. Uribe Téllez se defendió diciendo que el lesionado, su mamá y el otro acompañante, se habían metido en propiedad privada, “pero eso es mentira, porque la reunión se estaba realizando en un área común de la colonia, sólo que esa casa se le prestó a Bonifacio y ahora se la quiere apropiar”, argumentó Moncayó Hernández.

El grupo inconforme con Bonifacio Uribe, mencionó que, no es la primera vez que se hacen ese tipo de reuniones en las que se ignora a algunos fundadores de la organización, “hacen sus reuniones en corto y Bonifacio dice que se va a quedar con todos los terrenos de la colonia con la ayuda de un juicio”.

Cristina Moncayo, acusó además, el desconocimiento de Uribe Téllez, desconoce los derechos de los hijos de los fundadores de la colonia y sólo acepta los que a él le conviene”.

Cabe destacar que las diferencias entre estos dos grupos datan de años atrás, desde que, supuestamente, Bonifacio Uribe intenta adjudicarse los terrenos de la colonia, con el argumento de que las escrituras salieron a su nombre, cuando era representante de la Asociación “Aurora Roja”.