Padres dejan de mandar a sus hijos a preescolar en riesgo

2014-10-09 Huauchinango, Pue.- Manifestaciones de inconformidad de padres de alumnos y un aumento en el número de menores que dejaron de asistir a clases se registran en el preescolar “Gregorio A. Salas”, cuyas labores fueron suspendidas de manera temporal por una alerta emitida por Protección Civil Municipal debido a daños en la techumbre.

El ausentismo en el Jardín de Niños más antiguo del municipio de Huauchinango ha aumentado de manera “considerable” debido al llamado de atención sobre el riesgo de un eventual colapso del techo por el vencimiento de sus vigas, compartió personal de la Dirección de la institución.

Las labores, justificaron, fueron suspendidas el jueves y viernes de la semana pasada, debido a que se consideró necesario que hubiera una inspección de las autoridades de Protección Civil para que hicieran un diagnóstico sobre la situación del edificio ubicado en la calle Juárez en el centro de esta cabecera.

La mañana de este miércoles, empleados de la Secretaría de Educación Pública (SEP) adscritos a la institución, realizaron una reunión con los padres de los alumnos para definir la situación de la escuela, sin embargo no se llegó a ningún acuerdo, debido a que aún está pendiente de entregar el dictamen de la Dirección de Protección Civil estatal que, según adelantó su delegado en la región Álvaro Fabián Díaz Conti, estima que es innecesaria la inhabilitación de la vieja casona en franca contradicción con lo que estableció la instancia municipal.

Personal del preescolar, en cambio, dio a conocer que el ausentismo ha aumentado desde el pasado lunes hasta la mistad de esta semana.

“No sabríamos precisar sobre un porcentaje exacto, pero sí podemos decir que es mucho, mucho, mucho”, señalaron los empleados que prefirieron que no se dieran a conocer sus nombres debido a que “no son tiempos para dar una información de carácter oficial sobre el caso”.

Por separado, algunos padres de familia que acompañaron a sus hijos en la entrada de la institución, compartieron que dejarían a los alumnos “temerosos, porque las encargadas de la Dirección, tanto del turno matutino como vespertino, les anticiparon que si dejaban a sus hijos sería bajo sus responsabilidad, porque aún no se le da mantenimiento al techo y está muy dañado”.

Las responsables del preescolar no permitieron a este medio de comunicación que se tomaran fotografía del estado de la viguería y de las tejas, argumentando que hasta que no tengan una disposición oficial se podría divulgar alguna imagen de la techumbre pero hay daños en “casi todas las aulas del “Gregorio A. Salas”.