Contra tala propone CONAFOR brigadas para vigilar el bosque

Por HERIBERTO HERNÁNDEZ CASTILLO

2018-01-31 HUAUCHINANGO, PUE.- La Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) buscará capacitar a los propietarios de terrenos boscosos para que realicen trabajos de vigilancia comunitaria e inhibir la tala clandestina en el Área Natural Protegida Cuenca Hidrográfica del Río Necaxa, de lo contrario “el cáncer no terminará”, dijo el enlace de servicios ambientales del organismo federal Ubaldo Martínez Gerónimo.

Martínez Gerónimo encabezó un “primer acercamiento” con propietarios y ejidatarios del bosque en la zona alta de Huauchinango y de algunas zonas de Ahuazotepec, con el fin de acordar medidas para preservar los bienes naturales, como el bosque y el agua del área natural protegida, en tanto se generan políticas públicas para atender a la gente que se dedica a la tala “buscando qué comer”.

En entrevista tras la reunión con decenas de personas de comunidades como Teopancingo, La Venta, Puga, del municipio de Huauchinango, y El Tenejaque y otros puntos del municipio de Ahuazotepec, expresó que aunque no se abordó a profundidad el tema de la tala clandestina de la zona boscosa, sí se habló de la necesidad de atender este punto.

Expresó que al tener una participación notable de los asistentes, se planteó la posibilidad de integrar brigadas para la vigilancia comunitaria de sus áreas arboladas, sin embargo dijo que para desempeñarse, deberán pasar por una capacitación y certificación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA).

Expresó que se tiene en cuenta que los que se dedican a delinquir en la tala clandestina son gente que está preparada y armada, por lo que es necesario tener brigadas capacitadas y certificadas por la autoridad competente, aunque no abundó en el proceso.

El funcionario federal indicó que “el cáncer” en el que se ha convertido la tala clandestina, no cesará hasta que no se generen desde el gobierno las políticas públicas para atender a la gente que se dedica a esa actividad buscando el sustento para comer.

Por otro lado se estudió la posibilidad de llamar a los tres órdenes de gobierno para crear una bolsa de recursos económicos que permita pagar a los propietarios del bosque y se motiven a cuidar los recursos naturales y además ésa sea su manera de vivir.

El enlace de servicios ambientales de la CONAFOR en Puebla, explicó que el problema de tala clandestina que se presenta en Huauchinango, es el mismo en Ahuazotepec, por lo que se invitó también a los dueños del bosque de la demarcación vecina.