Exhiben intereses políticos de Ciudadanos Unidos

Por HERIBERTO HERNÁNDEZ

2018-02-09 HUAUCHINANGO, PUE.- En plena asamblea informativa de Ciudadanos Unidos, uno de los integrantes de la dirigencia, Julio Mejía, renunció al movimiento diciendo que pronto la ciudadanía “se dará cuenta por qué” y que él no ensuciará la lucha contra los abusos de la CFE por beneficios personales. Dijo que ahí se despedía de quienes, en algún momento, consideró sus hermanos.

Julio Mejía fue el primer orador en la asamblea informativa realizada la tarde de este viernes 9 de febrero. Mencionó que tenía algo importante que decir a los presentes y quiso relajarse antes de empezar.

Tomó una hoja de papel bond en la que llevaba anotada su renuncia al movimiento y sus razones, poco claras, pero suficientes para levantar la sospecha de muchos de los presentes sobre las verdaderas intenciones de quienes han liderado la lucha.

“Hice mi acordeón. De hecho desde la secundaria hacía mis acordeones”, empezó Julio Mejía y posteriormente inició la lectura que sorprendió a los demás integrantes de la dirigencia de Ciudadanos Unidos, incluso el mismo inconforme acotó: “esto no lo sabían mis compañeros”.

Mejía recriminó a quienes no se les ha visto en el movimiento: al grupo de activos y jubilados de Pemex, a los clubes de Leones  y Rotario, a los prestadores de servicios turísticos y a representantes religiosos, “siendo que todos somos víctimas” de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Aclaró que no se iba de la resistencia civil que surgió ante los intentos de la CFE de cobrar un supuesto adeudo que los usuarios no adquirieron con la ex paraestatal, por algún compromiso con un partido político, ni por temor a alguien o por comentarios “cobardes de periodiqueros, no de periodistas”.

Subrayó: “irónicamente digo adiós por incompatibilidad con mis compañeros de Ciudadanos Unidos. En un muy corto tiempo se darán cuenta ustedes por qué. Agradezco la confianza de mis compañeros, no de todos…”.

Puntualizó que en desde su punto de vista, para luchar contra los abusos de la CFE, “no coincido con su forma de pensar”.

Posteriormente subió el tono de voz: “Yo Julio Mejía no voy a ensuciar esta lucha, ni la confianza de la gente para buscar beneficios personales”.

Los demás integrantes de la dirigencia se vieron sorprendidos por estas palabras de su ahora ex compañero, quien al término de su lectura, de un brinco bajó del templete y se retiró del lugar.

Le secundó en el micrófono otra integrante del movimiento, Julieta Romero, quien asumió que es difícil estar en ese grupo porque los acuerdos se dificultan al ser varios los que tienen que intervenir en ellos.

Pero remató al decir que uno de los puntos de coincidencia ha sido “dejar de lado las cuestiones políticas, “pero mis compañeros no han hecho caso” y asignó que la partida de Julio Mejía es una consecuencia de eso por lo que lo llamó a reflexionar y regresar al grupo.